Mª D. Mira y Gómez de Mercado - Contra la VIOLENCIA

 

 

Hoy, en este lugar:

Origen de la celebración - Mohandas Karamchad Gandhi - Martin Luther King - Lanza del Vasto - Irena Sendler

 

ADEMÁS:

Cronologías Ejercicios interactivos Presentaciones Ayuda a la memorización Enlaces en la Red

 

 

Origen de la celebración

 

 

El maestro español Llorenç Vidal, nacido en Mallorca y afincado en Andalucía, gran admirador de las teorías pacifistas de no-violencia de Gandhi, tuvo la idea de organizar en torno a la fecha conmemorativa del asesinato de Gandhi (30 de enero de 1948), unas jornadas educativas para fomentar la convivencia entre niños y jóvenes, declarando al 30 de enero como Día Escolar de la No-violencia y la Paz (DENIP). Llorenç Vidal realizó unos materiales didácticos que sirvieran de pauta para trabajar en los centros educativos este tema que fueron muy aceptados por gran numero de profesores por lo que la propuesta de un Día Escolar de la No-violencia y la Paz creada como una iniciativa no estatal, ni gubernamental, totalmente independiente, libre y voluntaria de educación no violenta y pacificadora, fue reconocido por el Ministerio de Educación y Ciencia de España en 1976. Esta iniciativa fue seguida en otros países  y  en 1993 la UNESCO reconoció la fiesta y convirtió en Día Mundial el 30 de enero. Este reconocimiento de la UNESCO ha popularizado el mensaje principal del Día Escolar de la No-violencia y la Paz y son muchos los colegios, institutos, instituciones y organismos que, a nivel mundial, celebran el 30 de enero con diferentes tipos de actos y actividades que desarrollen en los alumnos las competencias y capacidades necesarias para una participación social que fomente el entendimiento entre personas de distinta cultura, formación, raza, y religión.

 

Mensaje de Día Escolar de la No-violencia y la Paz

 

  • El amor universal es mejor que el egoísmo.

  • La no-violencia es mejor que la violencia.

  • La paz es mejor que la guerra.

 

En de Día Escolar de la No-violencia y la Paz se recuerda especialmente a Mahatma Gandhi, y a dos de sus grandes seguidores Martin Luther King y Lanza del Vasto

 

 
 

[Arriba]

 

Mohandas Karamchad Gandhi

 

 

 

 

 

 

 

Mohandas Karamchad Gandhi, es conocido con el nombre de Mahatma, que significa “alma grande”, nació en la India el 2 de octubre de 1869 y murió asesinado el 30 de enero de 1948. Estudió Derecho en Inglaterra y al acabar la carrera se instaló en África del Sur donde luchó contra la discriminación de que eran objeto los indios por parte de los ingleses. Al volver a la India (que era colonia inglesa) organizó la resistencia no violenta (su filosofía, de base religiosa, tenía por principio fundamental la no-violencia) contra el colonialismo y la no cooperación con la administración inglesa. Sus enseñanzas dieron origen a los movimientos pacifistas, logrando así la independencia de la India de Inglaterra sin derramar sangre. Los ingleses impusieron como condición para retirar sus tropas la división de la India en dos estados, India y Pakistán, uno hindú y otro musulmán. Gandhi trató de frenar los choques y grandes matanzas entre hindúes y musulmanes que se produjeron tras la independencia en agosto de 1947.

Gandhi puso en práctica dos principios de la religión hindú: la satyagraha que significa “fuerza de la verdad”, del que deriva el concepto de resistencia pasiva, y la ahimsa, “no-violencia”, principios que suponen la búsqueda de la verdad como camino de rectitud y virtud de los cuales la no-violencia es consecuencia directa de la primera: la fuerza de la verdad hará que se imponga por sí misma, no mediante la violencia. La mayor enseñanza de Gandhi fue predicar con el ejemplo, bajo el principio de que el daño que es infligido no ha de obtener una respuesta violenta sino la confirmación de una posición pacífica a modo de resistencia.

 

El pensamiento de Gandhi

 

  • El hombre no posee el poder de crear vida y tampoco, por consiguiente, tiene derecho a destruirla (matar).

  • La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la Humanidad?

  • Todo derecho que no lleva consigo un deber, no merece que se luche por defenderlo.

  • Vive más sencillamente para que otros puedan sencillamente vivir.

  • Todo lo que se come sin necesidad se roba al estómago de los pobres.

  • El dinero no es un mal en sí mismo, el mal radica en su mal uso.

  • El verdadero progreso social no consiste en aumentar las necesidades, sino en reducirlas voluntariamente (no comprar lo que no es necesario); pero para eso hace falta ser humildes.

  • El que retiene algo que no necesita es igual a un ladrón.

  • Comienza barriendo la puerta de tu casa si quieres una ciudad limpia. Si cada uno barre la puerta de su casa la ciudad estará limpia. Si quieres cambiar al mundo, cámbiate a ti mismo.

  • Casi todo lo que cada uno hacemos será insignificante, pero es muy importante que lo hagamos.

  • No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores (perdona a los que te hayan ofendido o dañado antes de irte a dormir).

  • La violencia es el miedo a los ideales de los demás.

  • Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia.

  • Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena.

  • La verdad jamás daña a una causa que es justa.

  • Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él.

  • Los grilletes de oro son mucho peor que los de hierro.

  • Aquellas personas que no están dispuestas a cambiar pequeñas cosas de su comportamiento, no estarán nunca en las filas de los hombres que apuestan a cambios trascendentales.

  • Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible.

  • Para una persona no violenta, todo el mundo es su familia.

  • La humanidad no puede liberarse de la violencia más que por medio de la no-violencia.

  • Los medios impuros desembocan en fines impuros.

  • Nunca hay que pactar con el error, aun cuando aparezca sostenido por textos sagrados.

  • Nuestra manera de hablar es el reflejo de nosotros mismos.

  • Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.

  • Uno debe ser tan humilde como el polvo para poder descubrir la verdad.

  • Dios no está ni en el cielo ni en el infierno, sino en cada uno de nosotros… Por consiguiente podré ver algún día a Dios, si me consagro al servicio de la humanidad…

  • El amor empuja a tener hacia la fe religiosa de los demás el mismo respeto que se tiene por la propia.

  • Si un hombre llega al corazón de su propia religión, se encuentra por eso mismo en el corazón de las demás religiones…

  • Los hindúes llamamos al agua jal, los musulmanes la llaman pani y los cristianos water; pero la sustancia del agua es la misma, sólo varía quien la bebe y cómo la llama. Igual ocurre con los diversos nombres que se le da a Dios: Alá Yahveh, Brahma, Shiva.... (Gandi hace referencia a las enseñanzas del místico hindú del siglo XIX Ramakrisna, el cual durante doce años practicó ejercicios espirituales bajo la guía de maestros de las más diversas religiones, incluidos el cristianismo y el islam. Ramakrisna decía que por cada una de estas vías había alcanzado la iluminación, por lo que afirmaba que los seguidores de todas las religiones podrían lograr la experiencia de la Realidad Última (santidad, Dios), si su entrega a Dios fuera lo suficientemente intensa. Ramakrisna decía que había que amar y respetar cada templo hindú, cada mezquita y cada iglesia. Consideraba que el islam y el cristianismo siguen sendas paralelas al hinduísmo porque Dios es uno; así, pues, se pueden transitar distintas vías para llegar a Dios, porque aquel que es llamado Krishna también es llamado Shiva; y Jesús es lo mismo que Brahma o Alá o Rama, pues sólo hay un Absoluto que posee mil nombres).

  • La vida y la muerte no son sino caras de una misma moneda.

  • Primero te ignoran, después se ríen de ti, luego te atacan, entonces ganas.

  • Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos.

 

 
 

[Arriba]

 

Martin Luther King

 

 

 

 

 

Nació en Atlanta en  1929, estudió teología en la Universidad de Boston. Desde joven tomó conciencia de la situación de segregación social y racial que vivían los negros de su país, y en especial los de los estados sureños. Como pastor baptista se hizo cargo de una iglesia en la ciudad de Montgomery, Alabama, en 1954. Muy pronto dio muestras de su carisma y de su firme decisión de luchar por la defensa de los derechos civiles de los negros con métodos pacíficos, inspirándose en la figura de Mahatma Gandhi y en la teoría de la desobediencia civil de Henry David Thoreau.  Fue un líder en el boicot a los autobuses municipales de Montgomery en 1955 cuando Rosa Parks, de raza negra, fue encarcelada por no acatar la ley Jim Craw que obligaba a las personas de color a ceder su asiento a personas blancas.

Aprendió de Gandhi que la resistencia pacífica era el arma más potente en manos de los oprimidos que luchaban por su libertad.  Sus teorías de no.violencia para lograr los derechos de los negros no eran compartidas por grupos nacionalistas de color contrarios a la integración y favorables a la violencia, como Poder Negro, Panteras Negras y Musulmanes Negros que atacaban a los blancos, produciéndose graves actos de violencia racial.

En el verano de 1963, su lucha alcanzó uno de sus momentos culminantes cuando encabezó una gigantesca marcha sobre Washington, en la que participaron unas doscientas cincuenta mil personas, ante las cuales pronunció uno de sus más bellos discursos por la paz y la igualdad entre los seres humanos. Él y otros representantes de organizaciones antirracistas fueron recibidos por el presidente Kennedy, quien se comprometió a agilizar su política contra el segregacionismo en las escuelas y en la cuestión del desempleo, que afectaba de modo especial a la comunidad negra.

 

Se le concedió el Premio Nobel de la Paz en 1964

 

El 4 de abril de 1968 fue asesinado por un blanco en Memphis.

 

 


Tengo Un Sueño


 

 Regresen a Misisipí, regresen a Alabama, regresen a Georgia, regresen a Louisiana, regresen a los barrios bajos y a los guetos de nuestras ciudades del Norte, sabiendo que de alguna manera esta situación puede y será cambiada. No nos revolquemos en el valle de la desesperanza.

 

Hoy les digo a ustedes, amigos míos, que a pesar de las dificultades del momento, yo aún tengo un sueño. Es un sueño profundamente arraigado en el sueño "americano".

 

Sueño que un día esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo: "Afirmamos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales".

 

Sueño que un día, en las rojas colinas de Georgia, los hijos de los antiguos esclavos y los hijos de los antiguos dueños de esclavos, se puedan sentar juntos a la mesa de la hermandad.

 

Sueño que un día, incluso el estado de Misisipí, un estado que se sofoca con el calor de la injusticia y de la opresión, se convertirá en un oasis de libertad y justicia.

 

Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad.

 

¡Hoy tengo un sueño!

 

Sueño que un día, el estado de Alabama cuyo gobernador escupe frases de interposición entre las razas y anulación de los negros, se convierta en un sitio donde los niños y niñas negras, puedan unir sus manos con las de los niños y niñas blancas y caminar unidos, como hermanos y hermanas.

 

¡Hoy tengo un sueño!

 

Sueño que algún día los valles serán cumbres, y las colinas y montañas serán llanos, los sitios más escarpados serán nivelados y los torcidos serán enderezados, y la gloria de Dios será revelada, y se unirá todo el género humano.

 

Esta es nuestra esperanza. Esta es la fe con la cual regreso al Sur. Con esta fe podremos esculpir de la montaña de la desesperanza una piedra de esperanza. Con esta fe podremos trasformar el sonido discordante de nuestra nación, en una hermosa sinfonía de fraternidad. Con esta fe podremos trabajar juntos, rezar juntos, luchar juntos, ir a la cárcel juntos, defender la libertad juntos, sabiendo que algún día seremos libres. (...)

 

Discurso de Martin Luther King  durante la Marcha a Washington por Trabajos y por la Libertad de los negros.  28 Agosto 1963 Washington, D.C.

 

 

 
 

[Arriba]

 

Lanza del Vasto

 

 

 

 

 

Nació en 1901 en Italia. Hijo de familia noble, estudió en París y se doctoró en Filosofía en la Universidad de Pisa. En 1936, dominado por un anhelo de búsqueda interior, viaja a la India para conocer a Gandhi. Encuentra muchas semejanzas entre el pensamiento de Gandhi y el cristianismo.

En la etapa de su estancia en la India su trabajo se fundamenta en el diálogo interreligioso, la renovación espiritual, el activismo ecológico y la no-violencia. Gandhi le dio el nombre de Shantidas, el Servidor de la Paz.

Partidario de la no violencia como medio para escapar a los males del mundo moderno, Lanza de Vasto decidió crear en Occidente una comunidad fraterna de ayuda mutua en la ascesis (reglas y prácticas encaminadas a la liberación del espíritu y el logro de la virtud), cercana por su espíritu a los fundadores del antiguo monaquismo cristiano, pero que responde a las necesidades de la época y está centrada sobre el principio de las teorías de Gandhi de no-violencia, veracidad, respeto de los demás, pobreza voluntaria y obediencia a la regla. Lanza, de acuerdo con su espíritu tolerante, admitió en su comunidad a seguidores de todas las religiones.

 Llamó su movimiento «orden laborioso no violento», conocido posteriormente con el nombre de «el Arca». Su ideario es una síntesis de la fe cristiana y de la experiencia de Gandhi. Fue un gran difusor en occidente de la sabiduría oriental.

Junto con su mujer estableció la primera comunidad en una pequeña localidad cerca de Avignon (Francia) en 1948. Lanza del Vasto, de acuerdo con su espíritu tolerante, admitió en su comunidad a seguidores de todas las religiones. Todos vestían de blanco, con tejidos hilados por ellos mismos. Lo que necesitaban para su sustento lo producían manualmente: hilaban en la rueca, trabajaban en la forja, en la carpintería o en los campos con un cultivo totalmente ecológico.

Las comunidades del Arca de Noe se encuentran extendidas actualmente por diversos países manteniendo las ideas de su fundador, siendo un foco intenso de purificación interior, en el amor a los demás, el culto a la naturaleza y la revalorización de las humildes tareas cotidianas. La dieta que se sigue es completamente vegetariana. Sus miembros hacen voto de pobreza, de trabajo, de obediencia y de no violencia. Rechazan todo lo que se considera «fruto del progreso». En sus granjas no existe ni electricidad, ni teléfono, radio o televisión. Al llegar la noche, a la luz de las velas, todos los miembros, junto con sus hijos, se reúnen para charlar...

Lanza del Vasto recorrió incesantemente el mundo para difundir un mensaje de paz y rechazo de la violencia y  de las servidumbres de la sociedad moderna, mostrando la necesidad de un retorno a la naturaleza.

Defendía la necesidad de la no-violencia activa. Decía que una persona no es violenta se sabrá el día en que estalle el conflicto y la veamos resolverlo sin recurrir a la represión ni a la astucia. Porque la no-violencia consiste en decir ¡no! a la violencia y sobre todo a sus formas más virulentas: la injusticia, el abuso y la mentira. Murió en Murcia en 1981.

Su obra literaria comprende poemas, obras de teatro y especialmente obras de espiritualidad y explicación de textos cristianos. Entre las principales figuran Peregrinación a las fuentes (1943) Principios y preceptos del retorno a la evidencia (1945), Umbral de la vida interior (1963) y La Trinidad espiritual (1970). La cifra de las cosas reúne toda su creación poética.

 

 

  • Toda la ciencia del mundo y toda la filosofía son incapaces de dar rendida cuenta de la existencia de una mosca.

  • La no-violencia es simple, pero sutil. Si es tan difícil aplicarla y hasta captarla, es porque resulta totalmente extraña al común de las costumbres.

  • Ante un conflicto unos se desentienden del problema, otros usan la violencia  devolviendo golpe por golpe, otros huyen y otros se acobardan y hacen lo que dice los violentos. Pero hay otra actitud, la de practicar la no-violencia.

  • La no-violencia no es fácil aunque si es posible. Aunque cueste fatigas cuesta menos que la violencia y no conlleva sentimiento de derrota,  humillación y desquite. Es sabiduría; y la sabiduría ahorra sufrimientos y crímenes inmensos.

  • La no-violencia previene el conflicto e impide que estalle. Mediante buenas palabras, dignas y justas, apacigua a quien se ha enfadado creyéndose lesionado, ofendido o amenazado. Es lo que se llama fuerza de persuasión.  

  • Al enemigo se le sirve, se le honra y se le salva, combatiéndolo.

  • Y se lleva ese combate hasta su meta, que no es la victoria, ni el botín; sino la reconciliación. La palabra es acción más fuerte y real que cualquier otra acción.  

  • Una persona demuestra que no es violenta cuando un conflicto es capaz de resolverlo sin recurrir a la represión ni a la astucia. Porque la no-violencia consiste en decir ¡no! a la violencia y sobre todo a sus formas más virulentas: la injusticia, el abuso y la mentira.

  • Si devuelves mal por mal, no reparas el mal: lo duplicas.

  • Si para castigar al asesino, lo matas, no devolverás por eso la vida a su víctima. Habrá dos muertes en vez de una y dos asesinos: él y tú.

  • La violencia es un encadenamiento. El que piensa liberarse por su medio, forja su propia cadena, ya que el vencido aguarda su hora para tomarse el desquite. Si lo suprimes, lo vengará su hermano. Si lo reduces a la servidumbre, te verás atado al otro extremo de la cuerda.

  • Solamente la no-violencia es la solución efectiva, ruptura de la cadena y liberación.

  • Y aún cuando el adversario sea tan tenaz y empecinado como para impedirte arribar a la meta, la lucha te obligará a victorias sobre ti mismo, a experiencias y descubrimientos interiores, cuyo fruto te pertenece.

  • Quizás tu enemigo sea feroz, implacable y de una fuerza irresistible, y por ello lo consideras un monstruo, un demonio, pero en estos momentos es cuando debes recordar que tu enemigo es un hombre y decirte: “es un hombre como Yo”.  Si es un hombre, el espíritu de justicia está en él también, pues el espíritu de justicia está en todo hombre.  Debes pensar que sólo es un hombre que se equivoca.

  • Pensar que mi enemigo no es un malvado sino únicamente un hombre equivocado es la base de la no-violencia porque ya no lo veré como un monstruo y no tendré que odiarlo. Pues realmente sería vano, ridículo, importuno y completamente injusto odiar a un hombre porque se equivoca.

  • Si es un hombre equivocado tengo el deber elemental y urgente de sacarlo de su error con buenas palabras, dignas y justas. Apaciguando su enfadado por creerse ofendido o amenazado. Es lo que se llama fuerza de persuasión

 

 

Mantente erguido  

 

En la dicha o en la angustia,

en miseria o en riqueza,

en salud o enfermedad,

mantente erguido y sonríe.

 

Ante quienes se abalanzan,

o se echan al vacío,

o se hieren mutuamente,

mantente erguido y sonríe.

 

Y si avanzan a codazos,

y ávidos tienden la mano

o se ocultan al acecho,

mantente erguido y sonríe.

 

Ante aquellos que disputan,

ante aquellos que se injurian,

y los cierran los puños,

y los que apuntan sus armas,

mantente erguido y sonríe.

 

En el día de la ira

y de la desbandada,

cuando todo cae y arde,

solo en medio del pavor,

mantente erguido y sonríe.

 

Ante justos cuellitiestos,

ante jueces implacables

y afanosos personajes,

mantente erguido y sonríe.

 

Cuando oigas tu alabanza,

o te escupan en la cara,

mantente erguido y sonríe.

 

Y si estás entre los tuyos,

mantente erguido y sonríe.

 

Y delante de tu amada,

mantente erguido y sonríe.

 

En los juegos y en las danzas,

mantente erguido y sonríe.

 

En vigilias y en ayunos,

mantente erguido y sonríe.

 

Solo, en el alto silencio,

mantente erguido y sonríe.

 

Y ya al borde del gran viaje,

aun cuando lloren tus ojos,

mantente erguido y sonríe.                 

 

Lanza del Vasto, Umbral de la vida interior

 

 
 

[Arriba]

 

Irena Sendler

 

 

 

 

 

 

Irena Sendler, trabajadora social católica polaca, conocida como el ángel del Gueto de Varsovia porque durante la Segunda Guerra Mundial ayudó y salvó a más de 2.500 niños judíos arriesgando su propia vida.

[Sobre la situación de los judíos y los campos de concentración tratan las obras: El diario de Ana Frank, La Lista de Schindler, Que bello es vivir y El niño del pijama de rayas]

Cuando preguntaban a Irena que por qué había arriesgado su vida por ayudar a los judíos ella contestaba: La razón por la cual rescaté a los niños tiene su origen en mi hogar, en mi infancia. Fui educada en la creencia de que una persona necesitada debe ser ayudada de corazón, sin mirar su religión o su nacionalidad.

También decía: Esos actos fueron la justificación de mi existencia en la Tierra, y no un título para recibir honores y gloria.

Irena Sendler no se consideró nunca una heroína. Siempre decía: Podría haber hecho más. Este lamento me seguirá hasta el día que muera.

Se quiere llevar su vida al cine. La película se basará en la obra: Irena Sendler, Madre de los niños del Holocausto.

En 1965 la organización Yad Vashem de Jerusalén le otorgó el título de Justa entre las Naciones y se le nombró ciudadana honoraria de Israel.

En el año 2007 el gobierno de Polonia la presentó como candidata para el premio Nóbel de la Paz. Esta iniciativa contó con el apoyo oficial del Estado de Israel y de la Organización de Supervivientes del Holocausto residentes en Israel. También apoyaban su candidatura las autoridades de Auschwitz [el mayor de los campos de concentración creados por los nazis] ya que consideraron que Irena Sendler era uno de los últimos héroes vivos de su generación, y porque demostró una fuerza, una convicción y un valor extraordinarios frente a un mal ejercido y aceptado por un gran número de personas. [Finalmente el Premio Nóbel fue concedido a Al Gore por su trabajo para concienciar sobre el cambio climático].

Irena murió en Varsovia el 12 de mayo de 2008 a la edad de 98 años.

 


 

Cuando Alemania invadió Polonia en 1939, [con la invasión de Polonia comienza la Segunda Guerra Mundial, 1939-1946], Irena trabajaba en el Departamento de Bienestar Social de Varsovia el cual llevaba los comedores comunitarios de la ciudad. Allí trabajó incansablemente para aliviar el sufrimiento de miles de personas tanto judías como católicas. Gracias a ella, estos comedores no sólo proporcionaban comida para huérfanos, ancianos y pobres, sino que, además, entregaban ropa, medicinas y dinero.

Los alemanes obligan a todos los judíos a vivir en el mismo barrio [gueto]. El 16 de noviembre de 1940, los nazis cierran el acceso del gueto judío de Varsovia al exterior cercándolo primero con alambres de púas y luego construyendo un muro de tres metros de altura y 18 kilómetros de largo para impedir que ningún judío pudiese escapar. Al comenzar había unos 400.000 judíos en el gueto, cerca del 30% del total de habitantes de Varsovia. En cambio, su tamaño ocupaba apenas el 2,4% del territorio por lo que tenían que vivir hacinados y muchas familias no tenían ni donde cobijarse. Durante el año y medio siguiente judíos de la ciudad y localidades cercanas fueron trasladados forzosamente hacia el gueto. El hambre y las enfermedades, especialmente el tifus, hicieron que murieran muchísimas personas. En 1943 quedaban en el gueto de Varsovia sólo unos 50.000 judíos cuando se llevó a cabo su total destrucción tras el levantamiento de los judíos. Con la operación conocida como Solución final al problema judío, para terminar [genocidio] con la población judía europea, Holocausto, se decretó la deportación sistemática y exterminio posterior de toda persona clasificada como étnicamente judía, con independencia de su religión y aunque estuviesen casados con alemanes, polacos, franceses...]

Horrorizada Irena por las condiciones en que se vivía en el gueto se unió al Consejo para la Ayuda de Judíos, Zegota. Los nazis, que temían a la epidemia de fiebre tifoidea en el gueto, permitieron que los trabajadores médicos polacos atendieran a los heridos y se deshicieran de los cadáveres Como los judío estaban obligados a llevar un brazalete con la estrella de David, cuando Irena caminaba por las calles del gueto también llevaba un brazalete con la estrella de David, como signo de solidaridad y para no llamar la atención sobre sí misma y poder visitar a las familias con niños pequeños.

Viendo que la situación cada vez era más trágica Irena convenció a muchos judíos de que sus hijos tenían más probabilidades de sobrevivir si ella, a escondidas, los sacaba del gueto y los entregaba a familias o instituciones amigas católicas hasta que terminara la guerra. Con la esperanza de que al terminar la guerra estos niños se pudieran volver a reunir con sus padres biológicos, escribió en tiras de papel, en clave por si eran encontrados por los nazis, los nombres de los menores y sus nuevas direcciones, y los guardó en frascos que enterró debajo de un árbol de manzanas en el patio de un vecino, frente a las barracas alemanas.

A lo largo de un año y medio, hasta la evacuación del Gueto en el verano del 42 para llevar a los judíos a campos de exterminio, consiguió rescatar a más de 2.500 niños por distintos caminos. Primero comenzó a sacarlos en ambulancias como víctimas de tifus, pero necesitaba sacar a muchos más niños sin levantar sospechas, por lo que empezó a sacarlos escondidos en sacos, cestos de basura, cajas de herramientas, cargamentos de mercancías, bolsas de patatas, ataúdes... También logró salvar a muchos niños porque una iglesia católica que tenía dos puertas quedó con una del lado del gueto y la otra en el lado ario de Varsovia. Irena introducía al niño judío por detrás, le cambiaban la ropa, lo arreglaban y salía por la puerta principal con una familia cristiana como un niño de raza aria y con los papeles como hijo de esa familia.

Sacarlos del gueto con todos los riesgos a ser descubiertos era lo más fácil, lo difícil era encontrar la forma de que sobrevivieran en el lado ario. El rescate de un niño requería la ayuda de al menos diez personas que se jugaban su vida y la de su familiares. Irena logró reclutar al menos una persona de cada uno de los diez centros del Departamento de Bienestar Social de Varsovia. Con su ayuda, elaboró cientos de documentos falsos con firmas falsificadas dándoles identidades falsas a los niños judíos.

Los niños eran primero transportados a unidades de servicio humanitario y luego les encontraba ubicación en casas, orfanatos y conventos. A la mayoría de los niños los envió a establecimientos religiosos porque sabía que podía contar con las monjas y porque si eran descubiertas no delatarían a los demás. Irena ha manifestado orgullosa: Nunca nadie se negó a aceptarme un niño.

Los nazis supieron de sus actividades y el 20 de octubre de 1943 Irena fue detenida en su casa durante una redada nocturna de la Gestapo. Los nazis la llevaron a la temible prisión de Pawiak, de la que pocos salieron vivos. Fue brutalmente torturada pero se negó a traicionar a sus colaboradores o a cualquiera de los niños ocultos. Ella era la única que sabía los nombres y las direcciones de las familias que albergaban a los niños judíos. No olvidemos que cada católico polaco que ayudaba a Irena también se jugaba su vida y la de sus familiares, porque si eran descubiertos, eran torturados para que delataran a los colaboradores y a las personas que habían salvado, y posteriormente ellos y sus familiares eran también enviados a campos de concentración y exterminados. En la prisión de Pawiak, en un colchón de paja, encontró una estampa de Jesús Misericordioso con la leyenda: Jesús, en ti confío., que conservó consigo hasta el año 1979, en que se la regaló al papa Juan Pablo II, polaco y gran devoto de la Divina Misericordia. Encontrar esta estampa allí significaba que otro polaco católico había sido torturado y ejecutado en aquella celda porque esta era una estampa de la imagen de Cristo pintada por una monja polaca que durante los horribles años de guerra a los polacos les gustaba llevar porque representa la misericordia divina. [En Almería, en la iglesia de San Sebastián, hay un cuadro traído hace pocos años de Polonia con la imagen de Jesús Misericordioso bendiciendo al pueblo, conocido como Divina Misericordia]

Fue sentenciada a muerte. Mientras esperaba la ejecución, un soldado alemán se la llevó para un “interrogatorio adicional”. Al salir, le gritó en polaco ¡Corra! Al día siguiente halló su nombre en la lista de los polacos ejecutados. Los miembros de Zegota habían logrado detener la ejecución sobornando a los alemanes, e Irena continuó trabajando con una identidad falsa.

Al finalizar la guerra, Irena desenterró los botes con los nombres de los niños y de las familias que los habían acogido y le entregó las notas al doctor Adolfo Berman, el primer presidente del comité de salvamento de los judíos sobrevivientes. Desgraciadamente la mayor parte de las familias de los niños había muerto en los campos de concentración nazis. En un principio los chicos que no tenían una familia adoptiva fueron cuidados en diferentes orfanatos y poco a poco se les envió a Palestina, al recién creado Estado de Israel.

[Las Naciones Unidas en 1947 fraccionan Palestina (Israel para los judíos), en dos países independientes, árabes y judíos, bajo el control de Gran Bretaña, quedando Jerusalén como ciudad internacional. Desde esta época viene la guerra entre judíos y palestinos ya que los judíos, que se habían asentado en estas tierras 1200 años antes de Cristo pero que habían sido expulsados de ellas primero por los romanos y después por los musulmanes, reclamaban se les reconociera el derecho a tener una patria, por lo que las Naciones Unidas tras el Holocausto, (exterminio judíos), deciden conceder un territorio al pueblo judío, pero los árabes no aceptan esta partición.]

Terminada la Segunda Guerra Mundial Polonia quedó bajo una dictadura comunista dependiente de Moscú. Toda idea religiosa o política fue prohibida y perseguida por lo que Irena se vio hostigada por la policía política comunista, equivalente a la Gestapo nazi. Los hijos de Irena también sufrieron las consecuencias de la persecución de la policía comunista.

Los niños judíos salvados sólo conocían a Irena por su nombre clave: Jolanta. Muchos años después, cuando salió la foto de Irena en un periódico recibiendo un premio por sus acciones humanitarias durante la guerra, un hombre la llamó por teléfono y le dijo: Recuerdo su cara, usted es quien me sacó del Gueto. Muchos más niños judíos, ya adultos, se pusieron en contacto con ella para agradecerle que salvara sus vidas.

Entre los niños salvados se encuentra Elzbieta Ficowska, más conocida como la niña de la cuchara de plata porque el día que la iban a sacar del gueto la madre metió entre las ropas de la niña una cuchara de plata que llevaba gravada la fecha de su nacimiento, 5 de enero de 1942, y el apodo con que le llamaban: Elzunia. La niña tenía 5 meses cuando una colaboradora de Irena le suministró un narcótico para que no llorara, la metió en una caja de madera con agujeros para que entrara el aire y la sacaron del gueto entre un cargamento de ladrillos. Fue entregada a una viuda católica y, durante meses, hasta que el matrimonio fue asesinado en el gueto, la madre de Elzunia llamaba por teléfono a esta señora y escuchaba a la niña balbucear. La niña fue criada por su madre polaca, como a Elzunia, con todo cariño, le ha gustado siempre llamarla para diferenciarla de su madre judía. Elzunia ha permanecido siempre en contacto con Irena e incluso la ha acompañado a recoger algunos de los premios que le han otorgado.

 

 
 

[Arriba]

 

CURIOSIDAD ESTADÍSTICA

Desde el 27  de abril de 2004 se han  visitado un total de estadisticas páginas en las diferentes secciones de esta WEB

(Solo en el servidor principal)

Recomiende esta página: Escriba la dirección de correo de un amigo

Compartir